Neumonía por micoplasma

La neumonía es tejido pulmonar inflamado o inflamado debido a una infección con un germen.

La neumonía por Mycoplasma es causada por la bacteria Mycoplasma pneumoniae ( M pneumoniae ) .

Este tipo de neumonía también se conoce como neumonía atípica porque los síntomas son diferentes de los de la neumonía debido a otras bacterias comunes.

Nombres alternativos

Neumonía caminando Neumonía adquirida en la comunidad - mycoplasma; Neumonía adquirida en la comunidad - atípica

Causas

La neumonía por micoplasma generalmente afecta a personas menores de 40 años.

Las personas que viven o trabajan en áreas con mucha gente, como escuelas y refugios para personas sin hogar, tienen una alta probabilidad de tener esta condición. Pero muchas personas que se enferman con él no tienen factores de riesgo conocidos.

Los síntomas

Los síntomas suelen ser leves y aparecen en 1 a 3 semanas. Pueden llegar a ser más graves en algunas personas.

Los síntomas comunes incluyen cualquiera de los siguientes:

  • Dolor de pecho
  • Resfriado
  • Tos , generalmente seca y no sangrienta.
  • Sudoración excesiva
  • Fiebre (puede ser alta)
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta

Los síntomas menos comunes incluyen:

  • Dolor de oído
  • Dolor o dolor en los ojos
  • Dolores musculares y rigidez articular.
  • Bulto del cuello
  • Respiración rápida
  • Lesiones o erupciones cutáneas

Exámenes y pruebas

Las personas con sospecha de neumonía deben tener una evaluación médica completa. Es posible que a su proveedor de atención médica le resulte difícil saber si tiene neumonía, bronquitis u otra infección respiratoria, por lo que es posible que necesite una radiografía de tórax.

Según la gravedad de sus síntomas, es posible que se realicen otras pruebas, entre ellas:

  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Análisis de sangre
  • Broncoscopia  (raramente necesaria)
  • Tomografía computarizada del tórax
  • Medición de los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre ( gases de la sangre arterial )
  • Frotis de nariz o garganta para detectar bacterias
  • Biopsia de pulmón abierto (solo se realiza en enfermedades muy graves cuando el diagnóstico no se puede realizar a partir de otras fuentes)
  • Pruebas de esputo para detectar bacterias micoplasma

Tratamiento

Para sentirse mejor, puede tomar estas medidas de autocuidado en casa:

  • Controle su fiebre con aspirina, AINE (como ibuprofeno o naproxeno) o acetaminofeno. NO le dé aspirina a los niños porque puede causar una enfermedad peligrosa llamada síndrome de Reye .
  • NO tome medicamentos para la tos sin hablar primero con su profesional médico. Los medicamentos para la tos pueden hacer que a su cuerpo le resulte más difícil expulsar el esputo adicional.
  • Beba muchos líquidos para ayudar a aflojar las secreciones y traer flema.
  • Descansa mucho. Haga que alguien más haga tareas domésticas.

Los antibióticos se usan para tratar la neumonía atípica:

  • Es posible que pueda tomar antibióticos por vía oral en el hogar.
  • Si su condición es grave, es probable que lo ingresen en un hospital. Allí, se le administrarán antibióticos por vía intravenosa (intravenosa) y oxígeno.
  • Los antibióticos pueden usarse durante 2 semanas o más.
  • Termine todos los antibióticos que le recetaron, incluso si se siente mejor. Si detiene el medicamento demasiado pronto, la neumonía puede volver y puede ser más difícil de tratar.

Perspectiva (pronóstico)

La mayoría de las personas se recuperan completamente sin antibióticos, aunque los antibióticos pueden acelerar la recuperación. En adultos no tratados, la tos y la debilidad pueden durar hasta un mes. La enfermedad puede ser más grave en los adultos mayores y en aquellos con un sistema inmunitario debilitado.

Posibles complicaciones

Las complicaciones que pueden resultar incluyen cualquiera de los siguientes:

  • Infecciones del oido
  • Anemia hemolítica , una afección en la cual no hay suficientes glóbulos rojos en la sangre porque el cuerpo los está destruyendo
  • Erupciones en la piel

Cuándo contactar a un profesional médico

Comuníquese con su profesional médico si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar. Hay muchas causas para estos síntomas. El proveedor deberá descartar neumonía.

Además, llame si le han diagnosticado este tipo de neumonía y sus síntomas empeoran después de mejorar primero.

Prevención

Lávese las manos con frecuencia y haga que otras personas a su alrededor hagan lo mismo.

Si su sistema inmunológico está débil, manténgase alejado de las multitudes. Pida a los visitantes que estén resfriados que usen una máscara.

No fume. Si lo hace, busque ayuda para dejar de fumar.

Obtener una vacuna contra la gripe cada año. Pregúntele a su profesional médico si necesita una vacuna contra la neumonía .

(0 votes)