5 Cambios en el estilo de vida para mejorar dramáticamente el SOP


El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una condición común entre las mujeres en edad fértil en la que los niveles de hormonas de estrógeno y progesterona están fuera de equilibrio. Este desequilibrio provoca el crecimiento de quistes en los ovarios de una mujer, lo que puede ocasionar problemas con su ciclo menstrual, fertilidad, apariencia externa e incluso función cardíaca.

Una gran cantidad de investigaciones sobre el SOP ha revelado que factores genéticos, epigenéticos, endocrinos, metabólicos y ambientales pueden contribuir al desarrollo de este desconcertante trastorno. El SOP afecta actualmente a alrededor de 5 millones de mujeres en los Estados Unidos y aunque la causa precisa aún se desconoce, los profesionales médicos creen que las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad si su madre o hermana también la padecen.

Si bien siempre es importante consultar a su médico acerca de afecciones graves, existen algunos cambios bien conocidos en la dieta y el estilo de vida que pueden ayudar a reducir la gravedad y la prevalencia de los síntomas de SOP.

1. Equilibre su ingesta diaria de proteínas y carbohidratos
Un factor que contribuye al SOP puede ser una sobreproducción de la hormona andrógeno. Esto puede afectar el desarrollo y la liberación de huevos durante la ovulación. El exceso de insulina, la hormona que ayuda a convertir el azúcar y el almidón en energía, está vinculada a niveles de andrógenos más altos de lo normal.

Comer cantidades iguales de proteínas y carbohidratos ayuda a mantener sus niveles de insulina en forma pareja, por lo tanto, mantiene un equilibrio saludable de hormonas. El tipo de carbohidratos que consume también es un factor importante en este proceso. Trate de consumir solo cereales integrales o germinados, ya que naturalmente contienen más proteínas y fibra que sus equivalentes procesados. Evite los carbohidratos altamente procesados, como la harina blanca y el arroz blanco, ya que estos causan un aumento en los niveles de insulina, mientras que no proporcionan casi ningún valor nutritivo.

La fibra es otro elemento importante que ayuda a controlar el SOP, ya que retrasa la digestión de los azúcares dentro del cuerpo. Esto reduce la gravedad de un aumento en la insulina y promueve un metabolismo saludable del estrógeno, que ayuda a disminuir los niveles de andrógenos. Algunas de las mejores fuentes de fibra incluyen el brócoli, el apio, las verduras de hoja verde, las manzanas y los cereales integrales.

2. Comer y beber sabiamente
Al equilibrar su ingesta de proteínas y carbohidratos, también es importante consumir solo proteínas animales orgánicas siempre que sea posible, ya que los productos comerciales tienen un alto contenido de hormonas de crecimiento (estrógenos). Esto puede ser muy perjudicial si sufre de SOP ya que interrumpirá el equilibrio entre el estrógeno y la progesterona en su cuerpo. Los estudios también han demostrado que los alimentos orgánicos contienen más vitaminas, minerales y proteínas más saludables.

Otra cosa a tener en cuenta es la posible presencia de sustancias químicas que alteran el sistema endocrino, como el BPA, en sus alimentos y agua. Los productos químicos de alteración endocrina (EDC) describen una combinación de contaminantes generalizados que se encuentran a menudo en los productos alimenticios que se han transportado en contenedores o envoltorios de plástico. Los EDC se están investigando actualmente como posibles contribuyentes al PCOS después de que una fuerte evidencia de estudios in vitro y en animales demostraron que son capaces de causar síntomas ováricos similares a los que ocurren con el PCOS.

3. Coma alimentos con bajo IG y bajo GL
Los alimentos con un índice glucémico bajo (GI) son hidratos de carbono que se absorben lentamente en el cuerpo y, por lo tanto, no producen un aumento tan dramático y la consiguiente disminución de los niveles de insulina. La carga glucémica (GL) se refiere a la cantidad de alimentos que consume y cómo afecta sus niveles de azúcar en la sangre.

4. Mantente activo y en forma
El ejercicio es un componente importante en el tratamiento del SOP, ya que mejora la sensibilidad a la insulina, mejora el metabolismo y ayuda a eliminar cualquier exceso de peso que pueda surgir como resultado de desequilibrios hormonales. Se recomienda una variedad de ejercicios diferentes, que van desde entrenamiento de resistencia hasta ejercicios aeróbicos. Los investigadores han encontrado que las personas que participan en el entrenamiento de resistencia mostraron una mejoría en la sensibilidad a la insulina que las que solo participaron en el ejercicio aeróbico. Dicho esto, asegúrese de evitar exagerar la intensidad de sus entrenamientos, ya que demasiado ejercicio puede sobrecargar las glándulas suprarrenales, lo que puede aumentar la inflamación e irritar aún más el SOP. Trate de caminatas enérgicas, levantamiento de pesas suave, yoga o pilates. La cantidad óptima de ejercicio para alcanzar es de 30 minutos por día durante 5 días a la semana.

5. Tómalo con calma en el café
Algunos expertos en salud creen que la cafeína puede intensificar el SOP. Un estudio realizado por Fertility and Sterility muestra que tomar dos tazas de café al día aumenta los niveles de estradiol, un estrógeno natural, mientras que tomar de 4 a 5 tazas de café al día produce un 70% más de estrógenos en la fase folicular del ciclo menstrual de una mujer. Esto tiene el potencial de afectar sustancialmente el equilibrio hormonal.

El síndrome de ovario poliquístico puede ser una afección dolorosa y desalentadora, pero con la actitud correcta, un estilo de vida activo y una dieta saludable, puede minimizar su gravedad y continuar viviendo una vida vibrante y feliz.

Al disminuir las cantidades de alimentos con un IG alto que causan picos de azúcar, como azúcares refinados, pan blanco, almidones simples y alimentos procesados, sus niveles de azúcar en la sangre se mantendrán equilibrados, lo que resultará en antojos y cambios de humor menos extremos. Además, los andrógenos son estimulados por el alto nivel de azúcar en la sangre, por lo que una dieta baja en IG ayudará a mantenerlos bajo control.

(0 votes)